Nos vamos de vacaciones y te regalamos los gastos de envío*. Además, si tu compra es superior a 500€ te descontamos un 10%**

*Todos los pedidos realizados entre el 1 y el 31 de agosto serán tramitados a partir del 1 de septiembre.

**Promoción válida para compras superiores a 500€ realizadas entre el 1 y el 31 de agosto.

Materiales

Algodón Certificado

  • Algodón Orgánico:

    Un algodón limpio, muy suave, esponjoso, agradable al tacto, que no se carga con vibraciones electrostáticas. El algodón destaca por su gran poder de absorción y dilatación. La estructura suelta de este material actúa como un regulador de temperatura y evita de forma eficaz el almacenamiento de calor. Como fibra vegetal, con propiedades reguladoras y armonizantes, el algodón adquiere una buena atmósfera para dormir.

  • Lana Esquilada de Oveja Certificado Oeko-tex: 

    Su rizado natural conserva mucho aire y resulta muy aislante. La lana puede absorber humedad, hasta una tercera parte de su propio peso, sin mojarse y sin transmitir sensación de humedad. Además reduce la formación de electricidad estática. Sus propiedades respiratorias y aislantes ayudan a disfrutar de un sueño agradable y relajado, a la temperatura ideal, ya que su climatización natural es excelente. Su enorme capacidad de auto-depuración neutraliza sustancias nocivas, como las bacterias que se eliminan con el sudor. Por ello la lana apenas retiene olores y después de ventilarla huele inmediatamente a fresca.

  • Lana Cachemir: 

    Fina, delicada y muy suave al tacto, la esta lana se obtiene de las fibras del pelo de la cabra de Cachemir. Se trata de un material más cálido que la lana de oveja, ya que la especie que le da origen está habituada a soportar temperaturas muy bajas. Los huecos de aire que se generan entre las fibras hacen que sea más transpirable, aislante y ligera.

  • Lana de Camello: 

    Sus propiedades aislantes proporcionan calor con poco peso. Regula de manera natural la temperatura corporal, adaptándose sin problemas a los cambios térmicos. Se trata de un material muy selecto que se utiliza para nuestras mejores piezas. Más fino y suave que la lana de la oveja, resulta confortable y duradero. Un verdadero lujo para nuestro descanso y salud.

  • Seda: 

    Seda salvaje es el nombre que se aplica a la seda que procede de capullos de las mariposas que viven en libertad. La más conocida y la que utilizamos es la seda de Tussah, creada por los hilanderos de Tussah de India o China. Entre los materiales naturales, la seda ocupa un lugar muy especial. Sus insuperables cualidades de compensación hacen de ella un material magnifico para dormir. La seda no solo absorbe muy bien la humedad, sino que además la elimina muy rápidamente. Una de sus características es su gran capacidad de depuración; además, al no ser propensa al ataque de las polillas, no necesita ser tratada. Dormir con seda beneficia sobre todo las personas sensibles. Increíblemente suave al tacto y respetuosa con la piel, se le atribuyen propiedades curativas. Es antialérgica e idónea para los bebés.

  • Látex: 

    El Látex es la savia del árbol del caucho. Esta savia de consistencia gomosa y espesa es extraída gracias a un cuidadoso trabajo, de la corteza de los árboles del caucho. Sin embargo, todavía es necesario numerosas etapas para convertir la savia extraída de los árboles en las planchas de Látex que utilizamos en los colchones. En grandes contenedores, la savia aún fresca se mezcla con aditivos ó entre otros, estabilizadores y Látex sintético. Esa mezcla se bate en frío hasta obtener una masa espumosa y luego se la echa en moldes de aluminio, se vulcaniza en un baño de vapor y posteriormente se desmolda, se lava y se seca. Así se produce la plancha de Látex elástica, resistente. El Látex no puede ser 100% natural, pues en ese caso no seria estable. El Látex que nosotros utilizamos posee un 85% de caucho, lo cual representa el mayor porcentaje de savia posible, para conservar las cualidades de estabilidad que necesitamos del caucho. La dureza del Látex se puede variar insuflando más o menos aire durante o proceso de batido. Para nuestros colchones utilizamos planchas de Látex de densidad media. La combinación del Látex natural con las fibras proporcionan más solidez y estabilidad al colchón, aumenta su elasticidad y la resistencia de la forma por su gran capacidad de recuperación. Gracias su gran porosidad, a espuma de Látex resulta un material que respira y que además regula la humedad, con lo cual resulta un buen aislante.

  • Cáñamo: 

    El cáñamo, con su fibra larga de alta resistencia y durabilidad, constituye una excelente opción para el descanso. Posee propiedades antibacterianas naturales que se atribuyen al cannabinol, sustancia que dificulta la formación de gérmenes que pueden afectar nuestra salud. Los núcleos del cáñamo se pueden mezclar con otros materiales, aportando así una zona de ventilación especial y una muy buena regulación climática para dormir.


Novedades

Promociones especiales