Transporte gratuito para pedidos superiores a 500€

Edredones

Nuestros edredones están confeccionados según la técnica tradicional japonesa del Futon, cosidos totalmente a mano a la funda desde el interior y punteados externamente para sujetar el material. Son térmicos y transpirables, favorecen la descarga de la electricidad estática, proporcionan un gran confort y resultan muy duraderos.

Para elaborarlo...

Nuestros edredones están confeccionados según la técnica tradicional japonesa del Futon, cosidos totalmente a mano a la funda desde el interior y punteados externamente para sujetar el material. Son térmicos y transpirables, favorecen la descarga de la electricidad estática, proporcionan un gran confort y resultan muy duraderos.

Para elaborarlos, hemos seleccionado una gama de fibras naturales aislantes y transpirables que pueden ser combinadas entre sí, como el Algodón Orgánico, la Lana de Oveja, la Lana de Camello, la Lana Cachemir y la Seda.

El Futon-Edredón es todo un lujo de confort que, junto con el Futon, complementa la cama para ofrecer calidez y una buena climatización para un descanso saludable.

  • Algodón Orgánico. Un algodón limpio, muy suave, esponjoso, agradable al tacto, que no se carga con vibraciones electrostáticas. El algodón destaca por su gran poder de absorción y dilatación. La estructura suelta de este material actúa como un regulador de temperatura y evita de forma eficaz el almacenamiento de calor. Como fibra vegetal, con propiedades reguladoras y armonizantes, el algodón adquiere una buena atmósfera para dormir.
  • Lana Esquilada de Oveja Certificado Oeko-tex. Su rizado natural conserva mucho aire y resulta muy aislante. La lana puede absorber humedad, hasta una tercera parte de su propio peso, sin mojarse y sin transmitir sensación de humedad. Además reduce la formación de electricidad estática. Sus propiedades respiratorias y aislantes ayudan a disfrutar de un sueño agradable y relajado, a la temperatura ideal, ya que su climatización natural es excelente. Su enorme capacidad de auto-depuración neutraliza sustancias nocivas, como las bacterias que se eliminan con el sudor. Por ello la lana apenas retiene olores y después de ventilarla huele inmediatamente a fresca.
  • Lana Cachemir. Fina, delicada y muy suave al tacto, esta lana se obtiene de las fibras del pelo de la cabra de Cachemir. Se trata de un material más cálido que la lana de oveja, ya que la especie que le da origen está habituada a soportar temperaturas muy bajas. Los huecos de aire que se generan entre las fibras hacen que sea más transpirable, aislante y ligera.
  • Lana de Camello. Sus propiedades aislantes proporcionan calor con poco peso. Regula de manera natural la temperatura corporal, adaptándose sin problemas a los cambios térmicos. Se trata de un material muy selecto que se utiliza para nuestras mejores piezas. Más fino y suave que la lana de la oveja, resulta confortable y duradero. Un verdadero lujo para nuestro descanso y salud.
  • Seda. Seda salvaje es el nombre que se aplica a la seda que procede de capullos de las mariposas que viven en libertad. La más conocida y la que utilizamos es la seda de Tussah, creada por los hilanderos de tussah indios o chinos. Entre los materiales naturales, la seda ocupa un lugar muy especial. Sus insuperables cualidades de compensación hacen de ella un material magnífico para dormir. La seda no sólo absorbe muy bien la humedad, sino que además la elimina muy rápidamente. Una de sus características es su gran capacidad de depuración; además, al no ser propensa al ataque de las polillas, no necesita ser tratada. Dormir con seda beneficia sobre todo las personas sensibles. Increíblemente suave al tacto y respetuosa con la piel, se le atribuyen propiedades curativas. Es antialérgica e idónea para los bebés.
Más

Edredones  Hay 18 productos.

por página
Mostrando 7 - 12 de 18 items
Mostrando 7 - 12 de 18 items